1 nov. 2015

¿Qué dice Josep Traité? Entrevista realizada en el 2014.

Entrevista muy interesante a Josep Traité, vale la pena verla.

He subtitulado la entrevista al castellano para facilitar la comprensión de los no catalanohablantes y las personas sordas o con problemas auditivos. También por si se quiere traducir a otro idioma con el traductor Google del blog, he colocado al final del post el texto completo.
Puedes activar los subtítulos haciendo clic en el ícono de subtítulos en la parte inferior del video. Según dónde te encuentres, el ícono de subtítulos tendrá uno de los siguientes aspectos: o  en opciones  puedes traducir los subtítulos.



Josep Traité, es el escultor de figuras de belén de estilo popular Olotino más reconocido en todas partes y sus figuras están presentes en las mejores colecciones de belenistas.

Por lo visto coincide con Juan Giner, en referencia a la "alma", "se ha de sentir".

Texto de la entrevista.

Una de las tradiciones más enraizada de nuestras tierra es el belenismo y si hay una persona de destaca por sobre de las otras, es Josep Traité que además acaba de inaugurar, le acaban de ofrecer una sala de sus obras en Andalucía. Josép Traité bienvenido al programa
Gracias a vosotros
Usted es escultor, pero por encima de todo es belenista y acuarelista, ¿pero para ser esto hay que ser escultor, primero de todo?
Es una base, es la base principal, porque, si eres escultor a la hora de hacer belenes, sabes hacer las figuras, sabes modelar el paisaje, y para mi es una base muy importante, pero claro hay muchos belenistas que no son escultores. Yo me considero: escultor, acuarelista y belenista, por este orden.
¿Por tanto escultor y belenista los coloca en dos ámbitos diferentes?
No, no, se puede decir que no, no, no es lo mismo. Para ser belenista, pongamos la base del belén, has de ser escultor. Primero de todo dibujante, esto no hace falta discutirlo.
¿Hay que tener una base artística?
Se ha de tener una base artística, y para hacer belenes se ha de tener un sentimiento, no es aquello de hacer un belén artesanal, para hacer un belén artístico, lo has de sentir, has de ser, primero de todo buen dibujante, entonces sale todo.
¿Por tanto el perfil concreto que necesita un belenista, primero de entrada, es ser un buen dibujante?
Un buen dibujante.
 ¿Si no se sabe dibujar?
Has de saber dibujar un paisaje, y después saber plasmarlo allá, entonces si no, no sabes dibujar, entonces, no eres belenista, eres artesano.
¿Claro, que son cosas diferentes?
Son cosas muy diferentes.
¿Pero en cierta manera a usted también se le podría considerar un artesano, porque, las figuras que usted hace del belén son pura artesanía?
¿Hay gente que se dedica a hacer esculturas de estas?
Yo diría que No
¿No?
No, no, no. La artesanía es una cosa muy diferente, artesanía puede ser cualquiera de artesano, bien el que hace cestos el que hace, no sé, mil cosas, pero artista,  artista, cuesta mucho, cuesta mucho hacer belenes cuesta mucho hacer, hacer figuras, cuesta mucho hacerlo todo, se ha de ser artista.
¿Cuánto se puede tardar en hacer una figura, una, ya sé que hay muchas figuras en un belén, pero una figura, cuánto tiempo le dedica?
Yo, yo en particularmente, en una hora.
¿Una hora tan solo?
Una hora
¿En una hora está hecha una figura?
Una figura de un belén, porque claro, la figura que haces en el belén, tan solo al haces de un lado, como el otro lado no se ve, no hace falta muñir la gata, pues hago la figura que haga bonito de, del sitio que haya de ir y se ha terminado, en una hora, prácticamente ya está hecha.
¿Qué intenta plasmar, en cada escultura que hace para el belén, que hay detrás de cada una?
Figuras de aquí, figuras de gente de estos alrededores, que ahora ya no hay, malogradamente ahora ya no hay.
¿Quiere decir campesinos?
Campesinos, gente del campo, no sé, aquí en la exposición mismo tengo la matanza del cerdo, que es todo, todo dibujado al natural, y claro es entonces cuando sale la cosa bien hecha y lo intento que este bien hecha si sale bien o no, esto ya lo juzgaran los demás.
¿Esto de los belenes ha evolucionado con el tiempo, o la técnica la manera de hacer la manera de pensarlo o es algo tradicional?
Sí, sí que ha evolucionado, lo que pasa, lo que pasa es que yo no he evolucionado, yo soy quien no ha evolucionado, pero hay que sí que hacen unos belenes muy modernos, muy bonitos, muy originales, muy simples muy bien hechos, pero para mí, no, no, no es el belén muestro, no es el que yo conozco.
¿Qué ha de tener nuestro belén?
Ha de tener la cosa popular, de aquí. Por esto dicen, antes había, mi maestro había sido Carbonell, y me decía ¿Por qué haces belenes de aquí, si el belén es de aquel país? Pero no vivimos en aquel país, nosotros vivimos aquí, y… es la figura de aquí, y es todo lo de aquí, es este ambiente nuestro, que no se hace a menudo, se hace a menudo no.
¿Ahora le iba a preguntar, el futuro del belenismo, pasa forzosamente por la temática religiosa?
No, tiene un sentido, yo, yo reconozco que el belén cuando lo haces ha de tener un sentimiento, no, no necesariamente has de ser religioso para hacer un belén, pero lo has de sentir, has de sentir el ¿?, para mi si ha de tener algo, ha de tener algo.
¿Usted es religioso?
Si se puede decir así, es así. Si. Pero no practicante.
¿Cada vez hay menos personas como usted?
Yo me pienso que sí. Yo pienso que sí.
¿Y por tanto, si cada vez hay menos personas que siguen las tradiciones religiosas, quiere decir que el belenismo puede estar en peligro, o no tiene nada que ver una cosa con la otra?
No tiene mucho que ver, aquí lo que ha dado mucha base en el belén no es el afecto religioso o no, que se ha de tener un sentimiento sí, porque si haces una cosa que tiene un sentido, que ha tenido una historia, lo tienes que sentir un poco, pero aquí lo que se ha perdido mucho en el belén, de hacer belenes ha sido la perdida de los talleres, o sea antes había muchos talleres, y se hacían muchos belenes en los talleres, se hacían muchos belenes, sea por el material, la pasta, por, por todas estas cosas que se han de tener y ahora ha perdido, han perdido los talleres y han perdido los belenes y han perdido todo.
¿Muchos belenes aún no se han perdido?
No, por suerte, pero aquí en Olot sí que se ha perdido.
¿En todo caso se han perdido las empresas que se dedicaban hacer imaginería religiosa?
Si y en estos lugares había mucha gente que hacia belenes, y ahora no hay esto, se ha perdido mucho el belén, pero el belén quieras o no, tiene una técnica tiene unas manera de hacer que en los talleres se hacía, se hacía, yo había enseñado a hacer belenes aquí en el “Art Cristia” y hacíamos, teníamos material, y, una cosa lleva la otra.
¿Y por tanto puede cambiar alguna cosa en el belenismo, o ha de mantener siempre esta tradición?, ¿Es inmóvil, la técnica, las figuras o esto de aquí unos años veremos que tiene otra estética?
No, no hade ir evolucionando cómo evoluciona todo, ahora el que no evolucionara seré yo haciendo belenes, porque mi gustado siempre hacer lo clásico, hacer lo clásico.
¿Hace unos días, leía en la entrevista que le hicieron hace unos meses el presidente de la federación Catalana de Pessebristes, Albert Català y reconocía que, decía textualmente que: Si ahora no se hacen bien las cosas de aquí cincuenta años el belenismo puede llegar a ser testimonial, lo comparte?
Bastante, bastante.
¿Y qué quiere decir hacer bien las cosas, que es lo que se ha de hacer?
Hay mucha cosa por hacer bien, mucha cosa, y desgraciadamente no hay, no hay suficiente gente para, para saberlo llevar esto. Si, ya se hace y se quiere hacer mucha cosa, pero no, no falla, falla algo, algo y esto a la larga me hace el efecto que lo notaremos. Yo ya he terminado de hacer belenes, y no es porque no me guste, porque me encanta, me ha encantado siempre pero se ha politizado demasiado ha entrado demasiado la política en el belén.
¿El belén también se ha politizado?
Si, también, también.
¿Por qué hay algunas figuras que representan algunos políticos o porque hay otro asunto por el medio?
No, los que lo llevan, los que lo llevan los políticos no pueden llevar el belén, para mí.
¿Pues si usted es un belenista y dice que no lo han de llevar los políticos porque no lo lleva usted?
¿De político?
No, ¿Par liderar el proyecto belenista de la comarca?
Porque con los que hay no nos entendemos.
Usted me está diciendo que ha de contribuir la sociedad que no ha de ser un tema de la política.
Los que hay no nos entendemos y como no nos entendemos, el belén es una cosa de paz y para ir peleándose y discutiendo no, no vale la pena.
¿Y dónde está punto de inflexión?
Mira de diferentes puntos de ver las cosas, unos lo ven de una manera y yo lo veo de una manera más simple, más sencilla y otros lo ven más, más de cara al escaparate, más hacer humo, más, no, a mí esto no me gusta.
¿Por tanto la muestra de belenes de la forma que la entendemos nosotros y la vemos cada año, no es la que haría usted?
No
¿Y cómo la haría?
La haría más nuestra. Ya lo sé qué dirán, me dirán, bueno pero si nosotros no tenemos suficiente gente, bueno espabilémonos, la escuela de belenismo para algo ha de servir, pero claro si esto no, no se mantiene si no hay un rescoldo, difícilmente ira, ira  hacia delante.
Su carrera profesional está íntimamente unida con el “L’Art Cristià” creado el año 1880 por los hermanos Joaquim y Marià Vayreda y Josep Bergai Boix. Usted antes lo hablaba de la importancia de la imaginería religiosa y de unos talleres que prácticamente ahora no existen y que habían liderado un poco la imaginería religiosa y el belenismo, no, ¿Qué recuerda de aquel tiempo, cuando usted había trabajado?
Mira, recuerdo que, recuerdo, que, primero de todo los talleres los fundo Vayreda, bueno, y los fundó sobre unas historia porque los trabajadores, bueno los que iban a dibujar tuvieran un trabajo, entonces fundo el “L’Art Cristià” para que tuvieran trabajo los que iban a dibujar, o sea que antes de entrar en un taller tenía que pasar por la escuela de bellas artes, por obligación, y esto, claro es una cosa que sea perdido, mira yo cuando entre “L’Art Cristià” enseñaban a dibujar y los trabajadores o retocadores iban allá en una sala y les enseñaban a dibujar, porque considero que, claro un retocador saca la rebaba y esto es fácil pero hacer una mano, un dedo cuesta mucho. Y esto lo enseñaban hacer, y esto desdichadamente se ha perdido.
Por lo que parece su abuelo paterno fue portero de la industria desde su creación y tres generaciones consecutivas después vivieron allá y trabajaron para el taller de Santos.
Sí, sí, sí. Y mi padre nació allá y en fin fue el escultor, bueno, jugo a futbol estuvo un tiempo en Barcelona y después cuando regresó ya entró en “L’Art Cristià”
¿Usted también trabajo en la empresa de gerente y durante muchos años del 59 al 95?
Vale. Si, si, si entonces estaba de gerente, me pusieron gerente. Pero de principio desde que estuve, ya, ya era el jefe general yo allí.
¿Usted mandaba?
Yo mandaba, se ha de hacer aquí, se ha de hacer allí, en acertadamente o desacertadamente, pero la cosa funciono bastante bien.
¿De hecho nos cuenta que colaboro esporádicamente en la creación de diferentes figuras usted allá, por tanto de gerente poco?
Toda. Porque mira yo es una cosa que nunca me ha gustado ser el primero no me ha gustado nunca, siempre he preferido en segunda fila incluso cuando me pusieron gerente había una chica allá, ¿así yo no podré ser nada?, tranquila ya te dejo hacer de gerente, tu cuando alguien te pida por el gerente me buscas y nos encontraremos y hablaremos pero ya puedes hacer de gerente, no me ha gusta nunca ser delante de todo.
¿Sabemos que muchas veces se niega a hacer moldes de las figuras que crea?
¡Ah!, si, No.
¿Nunca?
Anti molde. Si, hice una vez y nunca más, para los belenistas de Banyolas. Claro si les tenía que hacer 20 figuras. Valdrían mucho dinero y las hice hacer molde y me he arrepentido siempre, porque, no me gusta hacer esto.
¿Por qué, porque cada figura ha de ser única?
Ha de ser única, ha de ser original y punto. Había una galería de aquí en Olot, me propuso hacer unas cuantas figuras y hacer molde, figuras, figuras típicas y, y no quise, y esto que me pagaba bien, no, no, no la figura tiene que ser única.
¿Ahora bien, en la imaginería religiosa en los talleres se hacían moldes, porque imagínese de tener que hacer cada figura cada vez, no?
Por esto no me gustaba demasiado, pero, se tenía que hacer.
¿Aquellos, ahora estamos hablando de tiempos esplendorosos de la imaginería religiosa, porque se ha perdido, por competitividad que hay otros lugares que saben hacer a más bajo precio, no digo calidad porque la calidad de los Santos que salían de aquí Olot era muy alta, no, en todo caso porque han bajado las ventas esto por competitividad?
Si, y después se hacían unos Santos que eran, eran, era artístico, era artístico y ahora no, ahora se empezó a hacer en yeso y montones y montones y esto y esto lo ha maltrecho mucho, o sea que la calidad no se hace como se hacía. Antes, ahora yo hablo de “L’Art Cristià” bueno y otros talleres pero, había Viñolas, había Batallé, había Curós, todos estos eran pintores, y todos pintaban Santos, ahora uno va allá, mira esto se hace así, bueno se hace así, porque el que te lo enseña tampoco lo sabe, pero bueno, ya sale ya vale. Esto es artesanía pero sin ser de ley.
Usted ahora se dedica a la escultura más como hobby que no como para ganarse la vida, porque usted el trabajo ya lo ha hecho durante muchos años.
Exacto.
¿Pero es posible hoy todavía poderse dedicar a este trabajo y ganarse la vida?
Si.
¿Si?
Si, si se hace bien hecho todavía hay, aún hay margen. Yo lo creo así.
¿Y quién es el comprador potencial?
Mira, estos son muchos, muchos clientes hay, mucha gente que tiene tienda de imágenes y compran y por desgracia estos también se han ido cerrando porque tampoco venden Santos.
¿Hoy le han invitado, porque hace poco se ha inaugurado una muestra de sus obras aquí en Olot, pero es curioso porque donde hay más figuras de toda su trayectoria no es aquí en la Garrotxa sino afuera, hay en “L’Espluga del Francolí” hay también en Andalucía?
En “L’Espluga del Francolí”, es el sitio donde tengo más, que cuando me lo encargaron que era el jefe de la “Gallina Blanca” Corulla, que ahora es muerto. Me dijo, dijo tengo un museo pero le falta una sala con obra tuya, dice, me tienes que hacer 100, me quede mirándole, ¿100 figuras, ya sabes lo que pides? y dice.
¿Si las hace en una hora cada figura esto es rápido?
¡Oh!, las figurad de belén.
¡Ah!
 Las de belén si pero estas no, ¡oh! caramba estas no, estas ya tardo más tiempo, caramba mucho más. Y dije bueno ya las hare pero con mucho tiempo, dice, a no las tienes que hacer, me parece que me dijo en 2 o 3 años, y no, no, imposible, y bueno mira va haz, haz pero date prisa, y estuve cinco años, cinco años para hacer cien, pero no cien figuras sueltas, porque había grupos que hay siete u ocho de figuras todo un grupo, debe haber quinientas o seiscientas de figuras allá, allá es donde tengo más buena representación, y lo hice con un cariño muy grande.
¿Y en Andalucía, que le han abierto una sala expresamente para usted?
La harán.
¿La harán?
La harán, si, una sala expresamente para mí, sala Traité, sí, sí, sí allá ya tiene unas cuantas, incluso han comprado a particulares que se las vendían, no sé cómo se han enterado pero se deben haber enterado con eso de internet y esto que se hace ahora y uno que se las vendió, se las compro todas, todas las que tenía y tenía unas cuantas y bueno ahora les he hecho unas cuantas.
¿Es decir que hay mucha obra suya fuera de casa,
Vale.
aquellos que dicen que uno no es profeta de su tierra, esto es así, no?
Esto es así. Porque habrá dos museos con sala mías fuera de aquí.
¿Habrá de reivindicar que se le haga alguna cosa aquí?
Yo no me reivindicare, porque ya me han hecho esto que ya estoy muy contento, que no me lo pensaba.
Josep Traité nos ha gustado mucho que hoy nos acompañase al programa que había esta retrospectiva de su obra coincidente con esta muestra que se ha celebrado aquí en Olot. Que por muchos años pueda seguir haciendo escultura, belenismo y que pueda hacer acuarela, pintar acuarela durante mucho tiempo.
Gracias.
Que vaya muy bien.
Muchas gracias.




Wikipedia → Josep Traité i Compte

No hay comentarios:

Publicar un comentario