1 oct. 2015

3 Equilibrio y compensación de masas

Las masas determinan el equilibrio compositivo del belén.

Existe un ejemplo clásico el de “la balanza corriente de brazos y columna” y “la balanza romana”. Nosotros trabajamos como si las masas fuesen pesos, cuanto más oscuro más pesa.

La balanza corriente representaría a la composición simétrica mientras que de la balanza romana representaría a la asimetría.





En composición, el equilibrio se basa en la compensación de unas masas respecto a otras.

La compensación de unas masas con otras viene dada por la combinación de los siguientes factores:
  • El tamaño de unas masas respecto a otras. 
  • La distancia que separa unas masas de otras 
  • El valor tonal de unas respecto a otras. 

En el belén artístico resulta un poco más complicado la explicación que en una pintura de paisaje o de interior o incluso de un bodegón, debido a que siempre tenemos como motivo principal unas figuras, encargadas de narrar la escena del nacimiento de Cristo.

Ejemplo de equilibrio y compensación de masas de una composición simétrica.




Otro ejemplo aplicado a una anunciación a los pastores.




Pesa demasiado a la masa oscura de la izquierda respecto a las masas de la derecha.
Vamos a intentar reducir la masa oscura de la izquierda


Aún pesa demasiado no es suficiente.



La masa oscura de la izquierda la dividimos en dos partes, la colocada más a la izquierda la aclaramos para que pese menos, de esta forma la parte más oscura queda desplazada y se encarga de realzar mediante el contraste de claro y oscuro al ángel y al mismo tiempo suprime un poco de masa oscura, pero no sería suficiente, nos hace falta colocar una masa oscura en extremo derecho para que quede compensada toda la escena.







2 Estudio de la simetría y asimetría

La simetría en un belén es la distribución de los elementos y masas a ambos lados de un eje o un punto central, de tal forma que unas partes estén en correlación con las otras.

Existen dos formas de composición simétrica:

2.1 - La composición simétrica rígida.

2.2 - La composición simétrica variable.



2.1 - En la composición simétrica rígida todos los elementos o masas se encuentran con absoluta similitud y correspondencia respecto a un eje centrado en el centro del belén. En la composición simétrica variable la correspondencia de las masas es más libre y variable pero sigue existiendo el eje central en la obra.
“La Cena. 1490-97”
Leonardo da Vinci
880 x 460 cm - Convento de Santa María de las Gracias, Milan

La composición simétrica se utiliza para representar imágenes que nos dan la sensación de actos de solemnidad, de grandiosidad, de severidad, de lujo y de patetismo.
“Natividad” 1440-41
ANGELICO, Fra
Fresco, 164 x 193 cm - Convento di San Marco, Florence

Lleva un exceso de unidad, de orden y organización geométrica, es difícil conseguir al mismo tiempo el factor variedad.

“Natividad” 1603-05
GRECO,
El128 Ø cm - Hospital de la Caridad, Illescas

La composición simétrica resulta ser la más fácil de realizar, es correcta pero actualmente resulta monótona y sin ningún interés, actualmente se prefieren composiciones que sean más dinámicas, variadas, complejas y originales.




Asimetría

La palabra mismo lo dice, es todo lo contraria de simetría. La asimetría en la composición artística es la distribución libre de los distintos elementos y masas dentro de la obra, equilibrando las distintas partes entre sí, para conseguir una unidad de conjunto dentro de la variedad.

La composición asimétrica, y en general todo tipo de composición, se sirve para ello de las leyes de equilibrio y compensación de masas.



1.2 Organización de la forma y del espacio

La superposición de varios volúmenes situando unos delante de otros, creando una serie de planos o términos sucesivos, conduce en principio a la observación del factor básico unidad.

En un belén el primer elemento de variedad ya nos viene dado por las figuras que hemos escogido para la escena que hemos imaginado. El elemento variedad “0” en un belén no existe.

Tenemos por ejemplo las figuras del nacimiento y tres pastores adorando. Estoy seguro de que nadie las pondría sin una distribución, en hilera, mirando todos al frente como si estuvieran expuestas en un escaparate. Todos intentaremos disponerlas formando distintos planos en formas, colores y actitudes diferentes, pero a la vez agrupándolas dando un sentido de orden y equilibrio. Buscamos que haya una variación, dentro de la unidad del grupo, de esta manera obtenemos una composición más agradable y expresiva.



Las figuras están separadas entre sí por distancias iguales, forman un conjunto monótono y disperso a la vez, resulta muy simple y sin ninguna originalidad.

En el diorama siguiente ya tenemos una organización bastante más interesante, pero es evidente que con esto solamente no basta y nos hace falta crear el ambiente, la atmósfera de la escena, que será la que nos proporcionara las emociones, “el alma del belén”.




El número de figuras, su tamaño y la escena que hemos escogido está totalmente condicionado al espació existente dentro de la caja del diorama. Nuestro trabajo es organizar y distribuir las figuras en un entorno o paisaje de tal manera que hagamos suscitar su interés.


Podemos hacer un belén solamente con una figura, podría ser la Anunciación de María, el ángel representado por una luz, pero para lograr su interés y expresar los sentimientos que queremos lograr, dependeremos mucho de la calidad escultórica de la figura (calidad no significa lamido, ñoña, o cursi) y la distribución, disposición u organización en forma decorativa de los distintos elementos en su entorno.





La virgen está colocada en el centro áureo, y además esta reforzada por el rayo de luz, que representa al ángel, las líneas que forman las masas están pensadas para dirigir toda la atención sobre María, y a la vez provocar un cierto recogimiento para provocar intimidad a la escena.



1.1.1 “Tono”, “mancha”, “masa” y “línea”

Para seguir explicando la composición tenemos que conocer unas definiciones que se usan en el lenguaje de la composición:

“Tono”, “mancha”, “masa” y “línea”

Los tonos son los distintos colores puros (colores del arco iris) que existen amarillo, naranja, rojo,… son colores que contienen solamente la mezcla de dos colores primarios en sus distintas proporciones.


La mancha es toda superficie aislada coloreada del mismo tono y del mismo grado de saturación y oscuridad. En pintura la llamamos masa cuando queremos diferenciar el peso de cada mancha.






En el estudio de la composición y para simplificar observamos las masas como si viéramos un degradado del blanco (luz, saturación) al negro (oscuridad) pasando por muy pocos tonos de grises (4 o 5), sin considerar los colores, todo vistos sin detalles, viene a ser como si viéramos el belén en escala de grises y con los ojos entornados, entrecerrados. Nosotros trabajamos como si las masas fuesen pesos, cuanto más oscura y más amplia más pesa.



Existen dos formas de líneas: la línea visible es el contorno el límite que se forma entre las distintas masas o planos, y las líneas invisibles, que son líneas de tensión y de ritmo, las explicaré más adelante.









1.1 Estudio de la sección dorada

Supongamos que partimos con un diorama totalmente vació y quieres colocar una figura, si la colocas justo en el centro obtendras una representación monótona, sin ninguna originalidad, no hay variedad, pero si la colocas en un extremo entonces la variedad resulta exagerada, hay demasiado espació sin interés, demasiado vacío a un lado, los espacios están desequilibrados. El lugar que nos satisface mejor sería el de un término medio. El primero en hacer un estudio formal del número áureo fue Euclides de Alejandria (c. 300-265 a. C.), quien lo definió de la siguiente manera:
"Se dice que una recta ha sido cortada en extrema y media razón cuando la recta entera es al segmento mayor como el segmento mayor es al segmento menor"



También Luca Pacioli en el libro “De divina proportione” ilustrado por Leonardo da Vinci, nos viene a decir: “para que un espacio dado, el cual es dividido en partes desiguales resulte agradable y a la vez sea estético, deberá haber entre la parte más pequeña y la mayor la misma proporción que entre dicha parte mayor y el todo”.

"Il Ritratto di fra' Luca Pacioli con un allievo (Guidobaldo da Montefeltro?)"atribuido a Jacopo de' Barbari
Museo di Capodimonte


published 1509 in Venice by Paganino Paganini

Resumiendo, tiene que haber entre la parte más pequeña (3) y la mayor (5) la misma relación que entre la mayor (5) y el todo (8).


"La adoración de los pastores"
Bartolomé Esteban Murillo
228 x 187 cm

"Adoración de los Reyes"
Velázquez
126,5 x 204 cm


"La adoración de los pastores"
El Greco
180 x 319 cm





En la práctica es difícil hacer coincidir en un diorama un punto dorado en la escena del nacimiento, debido a que queda un poco elevado, dado que normalmente el niño Jesús está o en una cuna o en brazos de María que está sentada o acostada. En la imagen la figura de María está de pie con el niño en brazos.

Tenemos otros recursos para centrar la vista al punto de interés. Por lo tanto si no empleamos los puntos dorados, es mejor que en estos puntos no haya nada de interés, que sean puntos vacíos, neutros.

1 Composición de los belenes artísticos

“Consiste en hallar y representar variedad dentro de la unidad” Platón.
“La composición es el arte de disponer en forma decorativa, los distintos elementos de que dispone el artista para expresar sus sentimientos” Henri Matisse.
“El término composición significa básicamente “organizar”. En referencia a la creación de una obra de arte significa dar estructura e implica agrupar las partes para lograr un todo integrado con un resultado específico.” Diccionario de Artes Visuales.
En un belén artístico tenemos varios elementos, estos elementos se consideran y analizan separados dentro del belén, pero al mismo tiempo se relacionan entre sí, para lograr forman un todo unitario.

Unidad  y Variedad

La variedad y la unidad están relacionadas y combinadas entre sí.

Variedad en el color, en la forma, en la situación, en el tamaño, en la disposición de los elementos del belén. La variedad sirve para atraer la curiosidad, la atracción. Pero esta variedad tiene un límite, puede ser un desbarajuste, distraer la atención, llega a producir el efecto contrario.

Por lo tanto tenemos dos condiciones en todo belén artístico.

Variedad dentro de la unidad

Unidad dentro de la variedad

Para conseguir el factor Unidad, recurrimos a los siguientes factores.


1. Organización de la forma
y del espacio.
2. Estudio de las leyes de simetría
y asimetría.

3. Aplicación de las leyes
de equilibrio
 y compensación de masas.

4. Estudio de la forma.


5. Aplicación de esquemas
tradicionales de composición.



Para lograr el factor Variedad, el belenista recurre al estudio y puesta en práctica de los siguientes factores:


6. Creación de similitudes
7. Creación de contrastes
8. Dramatización de las
posibilidades expresivas
9. Realce mediante la materia
(medio, factura y técnica aplicada al medio).
10. Creación de una originalidad
conjunta compositiva.
La aplicación de los factores básicos unidad y variedad por medio de los anteriores factores deberán estar ordenados, supeditados y dirigidos, al elemento principal de la escena del belén. También la organización de la unidad y la variedad deberán estar condicionadas a realzar en el belén el centro de interés o punto principal del mismo.

Lograda entonces esta perfecta comunión entre unidad, variedad y centro de interés, surge en la obra la calidad más representativa del arte de componer: el ritmo.

La perfecta combinación de los anteriores factores origina en la obra la existencia de un ritmo, base y resumen de su valor artístico.

04 Las figuras

Es la parte más importante de tu Belén, dado que sin figuras aunque sean formas abstractas, vacíos o sugerencias, no existe belén.

En los belenes artísticos para tener la máxima libertad creadora lo mejor es hacerte tú mismo tus propias figuras. Ten siempre presente que no se trata de hacer una maqueta, de imitar la realidad, sino de hacer arte, con esto quiero decirte que no es estrictamente necesario que las figuras sean puro calco de una realidad, para esto ya tienes las impresoras 3D. En el caso o supuesto de que no sepas como hacer las figuras o modelar lo suficiente, tienes varias opciones: una es formar parte de una asociación belenista, aquí te dejaran las figuras que más te puedan ir con tu idea, otra es comprar las figuras en los mercados de Navidad o en una tienda especializada, o en la lista de artesanos del foro, todas estas opciones ultimas, te condicionan la composición, debido a que tienes que imaginarte toda la escena con estas figuras y quizás ya no puedas hacer exactamente lo que querías hacer, debido a que estas totalmente sujeto a su tamaño, actitud o pose, color, forma, estilo del artesano, etc. y por último, quizás la segunda opción mejor es encargarlas a un escultor previa explicación de tu idea, el formara parte de tu obra como un colaborador, sería algo así como el compositor y el intérprete, el dramaturgo y el actor, el director de cine y los actores, el narrador del comic y el dibujante, el belenista y el escultor, en definitiva es como nos comentaba Joan Amades en su definición del belén.




Pero esta última opción que seguramente daría muy buenos resultados está totalmente ligada al presupuesto económico y a la disponibilidad del escultor. Resulta que el belén artístico por regla general es un arte efímero, que dura expuesto 56 días del 8-D al 2-F después se desmonta y solamente se aprovecha para el año siguiente la caja del diorama. He aquí la importancia de poder hacer una fotografía tomando todo el encuadre del diorama, porque será el único testimonio de nuestro belén y es en esta fotografía donde la composición ha de salir sin errores, pues es la que perdurara en el tiempo. Las figuras pasaran a formar parte de la colección particular. Este punto lo tratare en otro post aparte (coloeccionar figuras de belén), debido a que es bastante controvertido y no forma parte ya de la composición del belén artístico.


El resumen de los antecedentes y las premisas  podría ser este:


Si tienes cualquier duda o sugerencia no dudes en comentarlo.
¡Gracias por leerlo hasta el final! Espero que te haya sido útil.

03 Los lugares

Lugar o establecimiento en el que colocaras el diorama.

Cada asociación y cada concurso tienen sus medidas establecidas.

Si vas por libre, (como yo), te daré unos consejos.

En función del lugar donde ha de ir expuesto el diorama calcularas sus dimensiones.

Hay que considerar varios aspectos:
  • la profundidad.
  • el frontal con el encuadre.
  • la iluminación exterior.

Para la profundidad:

Calcularas primero si hay suficiente distancia para poder observar y hacer la fotografía de todo el encuadre. Hace falta una distancia mínima entre la embocadura y la pared que queda detrás de 120 cm

La profundidad en principio no tiene máximo, pero yo escogería como máximo la medida más corta de un tablero de DM (244 x 122 cm).




Las dimensiones de profundidad a parte de las limitaciones de su ubicación también van estrechamente ligadas a la escena que quieres representar. Paisaje urbano, paisaje panorámico, un patio interior, una habitación, una cueva, etc.

Para el Frontal:
Si el diorama no se hace in situ tendremos que saber las anchuras de posibles puertas por las que tenga que pasar. Las anchuras de una puerta normal son entre 62 cm, 72 cm y 82 cm.

En el dibujo siguiente tenemos tres tipos de tamaños de dioramas, el primero es el más pequeño y es apropiado para colocar en una librería o estantería, el segundo está pensado para transportar cómodamente por dos personas y el ultimo el más grande se realiza en el mismo lugar en que será expuesto.


Si quieres colocar más de un diorama seguido has de dejar una distancia de separación entre un diorama y el otro, para que la vista descanse. Te has fijado que en todos los museos, en las galerías, en las ilustraciones de los libros, etc. Siempre están separadas prudencialmente las obras unas  de otras.  Precisamente para no mezclar una imagen con otra, es como un punto y aparte. De lo contrario si están pegadas como ocurre con demasiada frecuencia, parece que estés viendo un comic, pero en el comic, las viñetas van seguidas porque están relacionadas, siguen una secuencia y las dibuja el mismo dibujante. En los dioramas debe existir dicha separación, descanso o punto y aparte. Y con más razón cuando encima los dioramas son de autores y estilos totalmente distintos unos de otros. También es necesario para corregir la retina, si un diorama es fuertemente iluminado y justo al lado hay uno que representa una escena nocturna, este último al principio no se verá nada.
Por lo tanto es aconsejable si se quiere exponer dignamente no dar la sensación de estar atiborrado.



 Es un poco exagerado pero para que lo entiendas sirve perfectamente.



Este ejemplo es de una exposición de fotografías, pero podrían ser perfectamente dioramas, (bueno con las patas un poquito más anchas)

Todo esto seguramente es por falta de espacio, pues nada más fácil, se hacen los dioramas más estrechos, en vez de frontales de 80 cm se hacen de 60 cm se gana una separación o descaso de 20 cm. No por ser más grande el diorama es más artístico.  





Pablo Picasso, 1919, Campesinos durmiendo, acuarela, gouache y lápices de colores sobre papel, 31,1 x 48,9 cm, MoMA, New York.


Es una pintura relativamente pequeña, no hace más de dos palmos, pero podría ser perfectamente una pintura mural de gran tamaño. Lo grande nos impresiona más, pero el valor artístico no deja de ser el mismo
Sigue en 04 Las figuras