1 ene. 2016

4.1 Tirar las líneas de fuga en nuestra famosa caja de belén.

Como en este ejemplo son construcciones laboriosas de trabajar, no sirven las improvisaciones, de lo contrario harás y desharás muchas veces, claro que, haciendo y deshaciendo aprende la gente. Si haces un belén más espontaneo, impresionista, expresivo entonces sí que puedes permite improvisar sobre la marcha.

Te hará falta un hilo de nylon de 1 mm, mejor si es rojo.

¿Dónde colocamos el hilo?
Como no quiero forzar la perspectiva en el primer término, tendré que colocar el hilo que hará la función de línea de fuga fuera de la caja. Esto significa que has de tener espacio detrás de la caja, de lo contrario no lo podrás utilizar, por lo tanto te quedan dos opciones, una es drástica, o mueves la caja a otro lugar o no podrás hacerlo y la otra opción bastante más laboriosa pero te permitirá hacerlo.
Esta opción la explicare en otra entrada.


Supongamos primero que tienes espació. Para centrar el hilo que colocarás en una pared que estará a 100 cm de la caja aproximadamente, o te fabricas un artilugio para sujetar el hilo. La altura a que ha de ir del suelo la LH ya la conocemos, 150 cm, lo que nos hace falta es centrarla con la embocadura, para ello, márcate una línea horizontal a esta altura en la pared. 


Has de colocar un hilo tal como está dibujado, justo en el centro de la embocadura y también en la cara trasera, que habrás retirado el tablero, los hilos han de estar tensos, el cordel de PF (en rojo) hazle un nudo simple justo en el centro de la altura de la embocadura con el hilo azul y, lo pasas por el interior de la caja hasta tocar la línea de la pared que has marcado, ténsalo y ves moviéndolo horizontalmente a la derecha o a la izquierda hasta tocar el hilo azul de la cara trasera, el punto de alineación solamente ha de rozar. ¡Vale! , ya tienes marcado el PF, clavas un clavo y lo atas, claro que si tienes un nivel láser, todo esto te lo puedes ahorrar.

Para este mes ya es suficiente si consigues tener la paciencia de leer todas las entradas, el mes siguiente seguiré poniendo en práctica el ejemplo de perspectiva de 1 punto de fuga.








Sigo en la siguiente entrada. → 4.2 Empezamos a construir con un Punto de Fuga


4 Perspectiva con un punto de fuga

También llamada perspectiva frontal, es debido a que lo que quieres representar ha de tener todas sus líneas paralelas y éstas además han de estar frontal y perpendicularmente de cara a ti. Es bastante difícil en la práctica hacer coincidir la teoría de la perspectiva de un punto con la realidad. Porque a la que te muevas un poco, ya pasa a ser de dos o de tres puntos de fuga. En la realidad sólo puede existir una situación en la que se cumpla exactamente y es cuando el PV y el objeto están totalmente centrados, tanto por los dos lados como por arriba y por abajo, además, solamente será aceptable a la vista, si no se encuentra el objeto demasiado lejos del centro o por debajo o por arriba de la LH.
Compositivamente nos puede dar una vista muy monótona con poca variedad, hemos de intentar que no se vean líneas muy largas dirigiéndose al PV. Es bastante aceptable en escenas de interior, y es penoso en calles centradas por igual dirigiéndose al PV centrado en medio del diorama. En los embaldosados que representan grandes superficies, tienes que romper su monotonía y simetría con figuras, objetos o dándole un tono de color diferente a algunas baldosas para que sea la superficie más variada, ¡sin pasarse! En paisaje con pocas edificaciones humanas es más fácil poder corregir todos estos inconvenientes, ya que las formas de la naturaleza, con poquísimas excepciones, no tienen líneas rectas.

Sera mejor explicarte con un ejemplo de un diorama con 1 PF.
Empezare por algo simple pero que tengas prácticamente todos los obstáculos que te puedas encontrar con la perspectiva de 1 PF. La manera de proceder es la que hacemos en la “Asociación Pesebrista de Riudaura” a la que pertenezco, desde hace 10 años, anteriormente no he pertenecido a ninguna, actitud que no aconsejo, de momento soy el único asociado y participante, pero he de dar tiempo al tiempo, quizás lleguemos a ser dos o con bastante suerte tres, entonces ya podrá ser oficial. Te he de advertir que no he visto trabajar a ningún Maestro Belenista, por lo tanto puede que coincidamos o no. Como todo lo que te voy a explicar no está ni estará ratificado por nadie, porque así son las cosas en este mundillo, las puedes poner en “tela de juicio”. Así es como lo hago yo, cuando lo hago, porque prefiero el belén popular de “corcho y musgo” (el musgo lo cojo personalmente de mi Mas, con sumo respeto).
Como norma del blog no pondré ejemplos de dioramas reales, la explicación la encontraras en El porqué de este blog.
Lo primero de todo ¿qué escena queremos hacer y cómo? Para no complicar mucho las cosas escogeré para este ejemplo la anunciación a Maria. Es imprescindible tanto si empiezas por primera vez como si eres un veterano, tener ya las figuras. De lo contrario, te puede ocurrir fácilmente que no estén integradas en la escena, sería como un álbum de dibujos al que le enganchas calcomanías, que rara vez se acierta. Este error es más frecuente de lo que te puedas imaginar. Recuerda que tus figuras no están modeladas en perspectiva y seguramente tendrás que modificar algo la perspectiva, para que queden integradas.
Empezamos por dibujar un rectángulo de 15 x 10 cm, que representa la proporción de la embocadura del diorama, dibujamos una línea en el centro vertical y otra en el centro horizontal.
Ya tienes el punto de vista del observador del diorama, que lo haremos coincidir con tu PV como dibujante, pintor o fotógrafo de la escena. Sera dentro de este rectángulo donde, (en este ejemplo yo) empezaras a bosquejar. Este dibujo lo haces tú para ti solamente, por lo tanto, no te tienes que preocuparte por la calidad del dibujo, es solamente un bosquejo y nada más.

Ahora coge las figuras (son a escala 1:10) y las colocas dentro del diorama ¡vacío!, (aquí empleare la caja que he puesto como ejemplo pero para E = 1:10 en enlace, la caja ha de estar a la misma altura en la que irá expuesto), ¡Ya! A partir de aquí empieza el trabajo de artista belenista. Te colocas en frente del diorama a la distancia adecuada para ver toda la embocadura, colocas las figuras aproximadamente donde crees que se verán mejo, yo coloco a Maria un poco desplazada a la derecha, en la línea aurea, y un poco atrás, el ángel centrado casi de espaldas, pretendo que la vista del espectador siga la dirección de la lectura.

También quiero que no se vean muy separadas, para no perder el dialogo intimo entre Maria y el ángel, están hablando, no chillando. También las coloco lo más cerca posible de la embocadura para que no se note tanto que no están modeladas en perspectiva.
Ahora, te tienes que imaginar que estás allí, formando parte de la escena delante de Maria y el ángel y empiezas a dibujar. ¡Uf! Ya sé que no es fácil, así de primeras sin nada en que apoyarte, lo normal es que te ayudes de alguna fotografía, cuadro, grabado, etc. (yo, en este ejemplo no puedo estar buscando una fotografía que coincida con todo lo que voy a explicar, por lo tanto lo iré improvisando sobre la marcha)
Un porche con arcos, para poder ver un paisaje detrás al fondo. De esta manera practicaremos los círculos tanto frontales como oblicuos, la pared derecha la haré distinta para dar variedad a la sala y he colocado una puerta para poder ver cómo realizarla también en perspectiva.

Coloco el envigado de la cubierta y el embaldosado del suelo. De esta manera veras como se toman medidas y la forma de colocar las figuras en el embaldosado.
También quiero explicarte como se trazan las fugas en los tejados y en las chimeneas, en el esbozo anterior no se sabía a qué altura estaba la escena, pero al dibujar los tejados y la puerta de la casa de atrás, ya se tiene una idea más clara.

En el paisaje del fondo lo más simple habría sido poner la línea del mar, pero la explicación habrá quedado corta. Con las montañas podemos crear más sensación de lejanía, y explicarte otro método que no es, el del hilo. Ahora falta compensar la parte derecha, le falta peso, pero antes de ponerle algo trabajaremos la luz y las sombras proyectadas, que también tengo que explicarte.

Bueno, sombreo más o menos para ver los contrastes y los pesos, aún le falta algo a la derecha, queda demasiado centrado el grupo de figuras y los arcos demasiado monótonos.
Le pondremos un telar vertical. ¡Bueno! ya está compensado y de paso rompemos la repetición de tanto arco, el telar lo pondremos un poco inclinado también para variar un poco la perspectiva de 1 PF y hará la función, de como si fuese otra figura más.
Ya tengo un bosquejo aproximado de lo que voy a explicar, no ha salido ninguna "obra de arte", pero tampoco pretende serlo, mientras cumpla su misión de ejemplo, ya es suficiente. El color no lo tratare de momento para no liar las cosas. Será en otra entrada aparte.


Sigue en →  4.1 Tirar las líneas de fuga a nuestra famosa caja de belén.

3.3 Los puntos de fuga en el diorama.

Según el planteamiento que tengas de la escena que quieras construir, podrás optar entre tres opciones. Punto de Fuga de 1, 2 y 3 puntos.


La de 1 punto de fuga es la forma tradicional por ser la menos laboriosa, puede ser necesario retirar mientras se trabaja la cara trasera, para colocar el PF1.

La de 2 puntos de fuga requiere tener acceso al diorama por las dos caras laterales mientras se trabaja para colocar el PF1 y PF2.  


La de 3 puntos de fuga a pesar de ser la que más comúnmente vemos prácticamente no se utiliza, dado que es excesivamente laboriosa, además de tener acceso al diorama por las dos caras laterales, tienes que retirar la cara superior o la inferior, esto supondrá un trabajo en balde para un súper manitas. No hace falta ¡pasarse! en rebuscadas complicaciones de perspectiva para lograr el objetivo de lo que ha de ser un belén artístico.

3.2 ¿A qué distancia colocamos la LH del PV?

Este punto es el más conflictivo de todos, pues es el que marca la diferencia entre la perspectiva gráfica y la que aplicamos al diorama.
La línea del horizonte la puedes colocar tan lejos como quieras, porque teóricamente está en el infinito, en cambio en la perspectiva gráfica la tienes en la hoja del papel.



El horizonte visual no es la línea del mar, pero la podemos tomar como referencia. Te pondré dos ejemplos para que lo entiendas, sin entrar en temas matemáticos y científicos; imagínate que estás de pies en la luna, como Buzz Aldrin en la foto.

¿Dónde tienes el horizonte? ¡Vaya! ya no tienes la línea del mar como horizonte a la altura de los ojos. Porque la luna tiene un radio de 1.737 Km y ya no coincide visualmente con el horizonte lunar, como ocurre aparentemente en la tierra, con la línea que separa el mar y el cielo.

La LH en perspectiva no es algo físico sino que lo llevas tú incorporado en el cerebro. La línea del horizonte vendría a ser como si tú LH tuviera una “burbuja de nivel”,

que siempre está nivelada al frente, te pongas donde te pongas y estés donde estés, ya puedes hacer la vertical, el pino, hacer la rueda, navegar en un submarino, subirte al Everest o ir a darte una vuelta por el espacio sideral, siempre está al frente. La vista alcanza una distancia incrible si se dan las circustancias fisicas adecuadas, en la foto que sale el sol, ¿eh que ves el sol? Pues está a 149.600.000 km de tus ojos.
La forma más simple de saber dónde tienes tú LH, es cogiendo un libro, no muy grueso, cógelo con las dos manos estirando los brazos al frente y llevarlo a la atura de los ojos, hasta conseguir ver una línea, o sea, sin ver ni la portada ni la contraportada, la línea que tienes delante es tu horizonte visual. 
Toda esta explicacion quizás sea un poco exagerada para hacer un belén artístico, pero son imprescindibles para entender la perspectiva gráfica. 
El mérito y la gracia del belén artístico es reducir esta distancia drásticamente, radicalmente tanto como prácticamente puedas, sin llegar a la pintura, claro. Aquí, es tu intuición, tu buen “ojo clínico”, la composición, el color, la luz, algún que otro truco visual y el tamaño de las figuras que tengas pensado utilizar, todos estos ingredientes juntos te dictaran las distancias de la perspectiva en su profundidad, en definitiva donde colocarás tú LH para tirar el o los hilos de fugas. 
Este es un punto en el que existe un problema que no podemos materialmente resolver por medio de las reglas de la perspectiva gráfica. 
Todavía no toca tratar aquí el tema de los puntos de medida en perspectiva, pero para corroborar lo imposible de llevarlo a la práctica, te pondré este ejemplo; para una figura de 17 cm, colocada de pie en la orilla de la playa, tendrías que hacer un diorama teóricamente de 465 m de fondo para colocar la línea del mar, ¡una locura!


Las figuras no las podemos modelar en perspectiva para cada diorama en particular, porque también sería otra locura, esto implica que tampoco nos sirven fórmulas matemáticas para resolver las mediciones.

Este problema o conflicto lo tratare cuando explique los puntos de medición.


3.1 ¿A qué altura desde el suelo colocamos nuestro diorama?

Normalmente se coloca el centro de la embocadura entre 130 y 150 del suelo.
Esta costumbre está muy bien, siempre y cuando, se coloque una tarima para que se puedan subir los niños, que en mi opinión son los principales observadores, seguidos de sus madres y abuelos, (el padre siempre está ocupado en otras cosas, “más importantes”, (ver Mary Poppins, clasificada cultural, histórica y estéticamente significativa. ¡No todos los padres, claro! De la película solamente hemos de sustituir el cometa por el belén).



El observador adulto, se apoya a una barandilla para mejor comodidad, en el caso de subir un niño más pequeño en brazos, ayuda a sostener el peso.
Aunque este tema parezca banal para mi es fundamental. Los niños entienden y son más receptivos delante de una obra artística que muchos adultos y son mucho más sensibles a las emociones, además si no les hacemos entrar el gusanito del belenismo, habrá ganado el árbol de Navidad y el otro personaje. Por lo tanto, en mi opinión, creo que es mejor no ser tan remirado ni meticuloso en la perspectiva. (¡Bueno!, Punto y aparte, y seguimos)

¿Cómo lo ve el observador?
Con la LH centrada, la mejor opción en los dioramas medianos a pequeños es la que coincidan los tres puntos de vista, el observador, tú (como una figura de belén pintor o fotógrafo) y la figura de belén que hayas tomado como referencia.


Con la LH alta si proyectas la LH en la cara trasera, veras que el PT tiene un ángulo excesivo, fíjate que se ha habido de subir la figura de belén, esto ocurre en todos los dioramas pequeños y medianos. Si insistes en este PV alto, las únicas soluciones que tienes son: Proyectar la LH fuera del diorama, a 2 escenarios o más, otra opción, seria al revés disminuir el tamaño de las figuras a la mitad.




Con  la LH baja, si no te estiras en el suelo y no te ¡pasas! haciendo el cuadro o la fotografía, (como una figura de belén pintor o fotógrafo), y también, si vas tapando o disimulando como puedas las aristas de la caja, o bien usas una bóveda de cañón, por lo demás podríamos decir que la diferencia con la LH centrada es muy poca.




3 – Puesta en práctica de la perspectiva en el belén artístico.

Lo primero de todo es saber cómo es tu soporte, estructura o caja para realizar la perspectiva, en el enlace diorama he colocado un ejemplo de cómo construir uno, existen muchas formas de construir los dioramas, pero todas siguen los mismos principios, y los mismos elementos que lo componen, lo mejor será que las defina.

3.1 Caras de la caja del diorama:
Cara Frontal con la Embocadura y su opuesta la Cara trasera
Caras laterales derecha y su opuesta la cara izquierda
Cara base y su opuesta la cara de tapa
El escenario
3.2 ¿Cuáles son las principales diferencias entre la perspectiva gráfica y la perspectiva en el diorama?
Los belenistas hacemos como si el plano del cuadro PC tuviese profundidad, podríamos decir que el PC tiene dos caras, la que sería la embocadura, que es donde nosotros normalmente acostumbramos a medir las proporciones, dado que es donde colocamos las primeras figuras, y estas hacen de figura de referencia en su tamaño, en su proporción, en su escala, y la otra cara del PC seria la cara trasera o más allá donde proyectaremos la LH y los diversos puntos de fugas.

En una escena de belén la cosa se complica algo más que en la perspectiva gráfica (2D), resulta que el observador del escenario de beléndiorama, también está mirando en perspectiva y percibe los volúmenes nítidamente a corta distancia por el hecho de tener dos ojos (Percepción de la profundidad, tema a tratar en otro post). No percibimos de la misma manera un diorama fotografiado, que un diorama visto donde está expuesto, de la misma manera que tampoco es lo mismo, oír y asistir a un concierto en directo que oír una grabación, o etc.

Todo esto parece muy complicado, y de hecho lo es, por esto es mejor guiarse por la intuición y la creatividad, que al fin y al cabo da el mismo resultado o mejor, es más espontaneo y expresivo. Pero bueno, de todas formas, allá vamos. No está de más conocerlo.

¿Por qué ocurre esta diferencia? Pues, porque estamos dando volumen utilizando las reglas de perspectiva, que estas, son utilizadas para verlas en una superficie plana 2D, vendría a ser como, si estirásemos un cuadro, o una fotografía desde atrás, hasta donde queramos nosotros y colocando cada cosa en el lugar proporcional de lejanía que le corresponde visualmente.

3.3 ¿Quién es el PV de la perspectiva?
En todas las perspectivas existen dos elementos básicos y esenciales, el observador y el objeto a representar, que en nuestro caso, es la escena del belén que hemos elegido. Dela misma manera que cuando pintamos un cuadro o hacemos una foto, tenemos al pintor o al fotógrafo y sus modelos.



¿Dónde colocamos el PV del observador que está haciendo un cuadro, o una fotografía?

Lo colocaremos primero a una distancia en la que se pueda ver toda la escena con nitidez, aquí entra en juego el CV, y ¿a qué altura se coloca para realizar la imagen, sentado, de pies o subido en una tarima?, aquí entra en juego la PT, HV, LV y el PC.
Piensa que estás realizando una imagen que ha sido dibujada, pintada o fotografiada en un lugar determinado PV por alguien y ese alguien representa que eres , si, si, ¡tú! por lo tanto es fundamental para que sea creíble la perspectiva que te imagines que estas allí, haciendo de figura de belén como pintor, dibujante o fotógrafo. Los belenistas, que yo sepa, no hay ninguno que se plantee hacer el diorama del natural, in situ, o sea, en el lugar que hemos escogido si es que copiamos un paisaje, tampoco nos colocamos en medio de unas calles para hacer nuestro diorama, tampoco contratamos modelos para que se coloquen como hemos preferido, etc., los belenistas hacemos nuestro diorama en casa, o en la asociación, a partir de dibujos previos, de fotografías, cuadros, o de lo que se te ocurra, por lo tanto, estamos delante de un Arte totalmente imaginativo y creativo y hemos de hacer este esfuerzo de imaginación, el ser una figura de belén como pintor, dibujante o fotógrafo. 
Al encuadrar la imagen, estamos prácticamente siempre obligados a que se vean las figuras enteras, no hacemos un busto, un retrato, una fotografía de paisaje en la que predomina solamente el cielo, la tierra o el mar, nosotros los belenistas tenemos una escena con unas figuras, a las que les hemos de crear un escenario para que nos motiven emocionalmente.



En el diorama podemos colocar la LH a la altura que queramos, pero es aconsejable que coincida con la misma LH del observador del diorama, y este, siempre tiene la LH en el centro de la embocadura, (si no eres un niño pequeño y has de trepar para poder ver el diorama). Es la forma más segura de conseguir el efecto deseado de perspectiva, porque estas colocando al observador en el mismo lugar donde haciendo de figura de belén como pintor, dibujante o fotógrafo, has hecho el cuadro o la fotografía. Las otras alturas de la LH son bastante más complicadas.

En los dibujos podrás apreciar que existe siempre una proporción entre la figuras de referencia y ¡tú como pintor, dibujante o fotógrafo!, tú también formas parte de la perspectiva y eres el PV principal. Imagina que estas construyendo una anunciación de los pastores y todos están sentados o echados en el suelo, no es el punto de vista de las figuras el que marca la LH, sino donde estás tú, pintando el cuadro o fotografiando la imagen. Este es el PV de la perspectiva, y ningún otro.

¿Qué ocurre según la altura de la LH?
LH centrada, compositivamente es la menos afortunada, pero normalmente es la más apropiada porque coincide con la misma LH del observador del diorama, o sea, que tú como una figura de belén pintor o fotógrafo, haces coincidir la misma LH, de esta manera se hace más creíble la sensación de perspectiva. Para soslayar el problema de la composición demasiado simétrica, lo mejor es, no darle protagonismo, o sea, que no aparezca en nuestra composición, y si te atreves a que aparezca, que sea de refilón. No podemos obligar al observador que mire el diorama con un ojo tapado, en plan pirata.

LH baja, de los tercios 1/3 o aurea 5/8, compositivamente nos da sensación de estabilidad, de desahogo y expansión, es la mejor para realizar vistas de paisajes y trabajar el cielo con las nubes, los humos de chimeneas (con algodón e hilo de medias (Nylon)), las copas de los árboles,... Pero tiene un inconveniente en el diorama, son las aristas de la caja, que nos fastidian toda ilusión de perspectiva. Solución, utilizar una bóveda de cañón en carpanel, trabajo bastante laborioso y que resulta caro para hacer expresamente una bóveda solamente. (En otra entrada –post- ya explicare varias formas de cómo se realiza dicha bóveda)

LH alta, la misma proporción a la anterior pero a la inversa, compositivamente da sensación de recogimiento, introspección, da protagonismo a la parte baja de la escena. Aquí, podemos buscar más fácilmente en la composición, la forma de tapar las dichosas aristas de la caja del diorama.
Las dos requieren o dioramas grandes o figuras pequeñas, para que el ángulo formado por la LV y el PT no resulte excesivamente grande. Recuerda que el observador tiene dos ojos y percibe los volúmenes a corta distancia claramente, y que, no es tan fácil engañarle la vista, así sin más.


Si todavía no es complicado, vamos a complicarlo un poco más. Lo fácil es tirar el hilo de las fugas, que ya tratare más adelante. Lo complejo es el planteamiento y el razonamiento, y aún más difícil intentar explicarse claramente para que se entienda.


2 - Terminología de la perspectiva aplicada al belén artístico.

Antes de empezar a aplicar la perspectiva en nuestro belén artístico “diorama”, que será en el punto 3 – Puesta en práctica de la perspectiva en el belén artístico, voy a definirte algunos términos esenciales y generales, que nos servirán como introducción y referencia para el punto 3. Les pondré abreviaturas para facilitar la escritura en los dibujos y no tener que escribir toda la frase cada vez que se nombran.

2.1 Como observador tenemos:

El punto de vista PV serían los ojos del observador, o mejor dicho el visor de una cámara de fotografiar. Es el punto primordial, sin él no existe perspectiva. De este punto depende el enfoque, encuadre, la distancia y la altura a la que miramos a un objeto. Es una imagen de vista única. Para que otro observador vea exactamente la misma imagen, ha de mirarlo desde el mismísimo lugar, sin moverse un ápice


El cono visual CV es el ángulo de visión máximo dentro del cual lo que se ve no queda deformado, está entre 30º y 60º. Todo lo que queramos que se vea en el diorama tiene que estar dentro de este cono de visión, de lo contrario lo veremos muy distorsionado. Si el objeto que queremos representar está cerca es mejor que el CV este a 45º y como máximo a 60º y si es una perspectiva de exteriores a 30º. En perspectiva gráfica no se tiene en cuenta la visión binocular que nos proporciona el cerebro para obtener la información del volumen, sobre todo a corta distancia.


El plano de tierra PT, en dibujo técnico le llaman plano geometral, es el plano horizontal tomado como referencia, desde el cual se toman desde 0 las medidas verticales. No significa que sea la tierra, puede ser el suelo de un altillo, el de un balcón, etc.



La altura visual HV del observador está formada por la línea PV y PT




La línea visual LV es una línea que forma ángulo recto con la línea HV.


La línea del horizonte LH es una recta horizontal, perpendicular a LV, situada siempre a la misma HV altura que la visual del observador PV.


Plano del cuadro PC es un plano vertical ¡imaginario! situado entre el observador y el modelo. Es perpendicular a LV, a través del cual el observador mira lo que se ve en perspectiva. En la práctica, será la embocadura de nuestro diorama.



Línea de tierra LT es la intersección del plano de tierra PT con el plano del cuadro PC, se usa como base para tomar medidas.


El punto C es el PV, vista del observador o el visor de una cámara proyectados perpendicularmente por la línea LV al plano del cuadro PC



2.2 Referente al objeto observado:

2.2.1 Puntos de fuga, PF 1, 2, 3: todas las rectas paralelas, siempre que no sean paralelas al plano del cuadro PC, convergen a un punto de fuga común, situado en la línea del horizonte LH.

Todas las líneas paralelas al plano del cuadro no fugan.











2.2.2 Todas las rectas inclinadas hacia arriba respecto al observador, tienen su punto de fuga arriba de la línea del horizonte y en la línea perpendicular del PF a, b, c,…, e inversamente, todas las rectas inclinadas hacia abajo respecto al observador, tienen su punto de fuga abajo de la línea del horizonte y en la línea perpendicular del PF a, b, c,….


2.3 Referente a la iluminación:

Los rayos del sol y la luz de la luna se consideran paralelos y las otras formas de luz puntiformes. Las direcciones o el punto de fuga del rayo de luz se determinan arbitrariamente o según un ángulo dado.

PFS = Punto de fuga de las sombras.
PFRS = Punto de fuga de los rayos de sombra.






Abreviaturas:

PV = punto de vista del observador.

CV = cono visual del observador.

PG = plano geometral.

LV = Línea visual.

PC = Plano del cuadro.

LH = Línea del horizonte.

C = proyección ortogonal de PV.

LT = Línea de tierra.

PF1, 2 = Punto de fuga horizontal.

PF3 = Punto de fuga vertical.

PF a, b, c,… = Puntos de fuga inclinados.

PFS =Punto de fuga de las sombras.

PFRS = Punto de fuga de los rayos de sombra.



Después de toda esta nomenclatura toca ponerlo en práctica en nuestro belén artístico.

Sigue en → 3 – Puesta en práctica de la perspectiva en el belén artístico. 




1 - Principios básicos de la perspectiva en el belén artístico.

Antes de empezar con la terminología de la perspectiva hay que hacer notar que la perspectiva no es una ciencia exacta, sino de un modo práctico para representar gráficamente la profundidad de una manera aceptable. Explicar el por qué, ahora y aquí, sería demasiado largo y no nos afecta en la práctica de construir nuestro belén artístico.
Hasta hace poco tiempo a los arquitectos, delineantes y decoradores se les exigían que supieran dibujar complicadas representaciones de perspectiva. Actualmente existen programas, que resuelven gráficamente todo tipo de perspectiva, al instante y con cualquier tipo de vista e iluminación, además en las coordenadas geométricas y en la hora que quieras verla.
En fin, que prácticamente somos los pintores, los dibujantes y los belenistas los que practicamos la perspectiva tradicional, (pero sin medidas, sin reglas, escuadras ni cartabones, a ojo de buen cubero).

Artist and nude

La perspectiva gráfica, la que se dibuja sobre una hoja de papel, en una pintura o la que vemos en una fotografía son imágenes en un plano, en una hoja de papel, y nosotros los belenistas trabajamos en un soporte diferente, en nuestro caso es una caja cerrada "diorama" por la que miramos por la cara frontal a través de una embocadura. Nos podemos llegar a complicar muchísimo la vida con la perspectiva en nuestro belén artístico y al final, ocurrir, que sino dice o emociona nuestro belén no ha servido para nada tanto esfuerzo. Por lo tanto, antes de complicarse la vida, se ha de meditar y tener claro lo que se quiere hacer, mediante croquis, esbozos, bosquejos, esquema, o como quieras llamarlos, no importa lo bien que sepas dibujar, lo importante es que tú lo entiendas y lo veas claro. Es más artística una buena composición que una buena perspectiva, que de hecho, en sí misma, la perspectiva de artística no tiene nada, es puramente geometría descriptiva y dibujo técnico.


Diorama. Soporte para hacer un belén artístico

Para los belenistas es el soporte donde se realiza por regla general la escena del belén artístico.
El tamaño del diorama es totalmente libre, y se puede fabricar de muchísimas maneras, ahora bien, siempre es una caja con una embocadura por la que se mira la escena del belén.
La caja tiene que ser lo suficientemente resistente y estable para soportar el peso de las figuras y las construcciones que realizaremos dentro, también debe permitir el acceso por todos sus lados cuando se está trabajando en la construcción del belén, por lo tanto lo mejor es que sea desmontable. Además, de esta forma lo podrás desmontar por completo sin ocupar tanto espacio cuando hayan pasado las fiesta de Navidad.
Todas las asociaciones y concursos de belén tienen más o menos unas medidas establecidas, el que te he dibujado como ejemplo, puede que coincida con alguna de ellas o no. Solamente es como una manera más de construir una caja para el diorama y por si quieres probar de hacer tu escenario de belén artístico particular, o simplemente por curiosidad.
Como en todo diseño lo primero que hemos de saber es para quien y para que está destinado, y a partir de aquí se realizan los cálculos del diseño.
Normalmente hacemos coincidir las alturas visuales del observador, del que representa que ha sacado la perspectiva, o sea, el belenista y la figura de belén de referencia.
he tomado la altura visual (HV) media de una niña de 15 años española, las razones las encontraras en Perspectiva 
¿A qué altura desde el suelo colocamos nuestro diorama…? La del encuadre del belenista es la misma, lo que nos falta es conocer la altura de la figura de belén de referencia que será la que nos marcará el tamaño mínimo razonable para realizar nuestro diorama.
En el mercado tenemos un batiburrillo de tamaños, que va de 3 cm a 34 cm.
Yo prefiero usar la proporción que tiene con el ser representado, 1/6, 1/8, ect, o la escala E= 1:10, E= 1:7,5, etc.




ver 
El tamaño de las figuras de belén artísticas.





Para construir el diorama de ejemplo se ha tomado como módulo la altura visual de la figura, además de los criterios expuestos en los puntos 2. El Soporte  y 3. Los lugares


Ejemplo de soporte para hacer un belén artístico con figuras de 14 cm o E = 1:12,5

Te hacen falta los siguientes materiales:
Tablero de MDF de 800 x 600 x 19 mm
Tablero de MDF 2440 x 1220 x 4 mm
Listones 40 x 40 x 2400 mm
Tornillos de ensamblar pavonado 18 unid. Ø7 X 70 mm
Tornillo cabeza redonda biselada 40 unid. Ø 3 x 16 mm
Cristal antirreflejos 2 mm “Luxar®”, 6.91€ a 14,05



Alrededor de 45 € de coste, piensa que te servirá para todos los años que desees hacer tu diorama. Si es para casa el cristal te lo puedes ahorrar ya que es lo más caro y difícil de obtener.

Ten en cuenta que las medidas están relacionadas con el tamaño de las figuras, la medida mínima recomendada de la embocadura será la altura visual de la figura tomada como base. Esta altura será la mitad de la altura de la embocadura y una mitad y media la anchura.










  Optilux



Ya tenemos terminado el soporte para realizar nuestro escenario de belén artístico cerrado.
¡Bueno! ya tienes el soporte en blanco, vacío, te queda llenarlo. En el blog encontraras consejos y en el foro, (un poco desordenado) técnicas, ahora bien, lo que no se puede enseñar es ser artista. Lo importante es que a ti te guste, hayas disfrutado y lo compartas con los tuyos por Navidad, aceptando elogios y críticas.





El celaje lo trataré en otro post.